YA

Hace unos años mosén Pau –párroco de la Barceloneta coincidió en el barrio con el entonces alcalde de Barcelona Pascual Maragall,   despues de saludarlo le pidió si podía darnos  una subvención para la restauración del templo de la iglesia de san Miguel. Don Pascual le respondió con gran pesar, que el ayuntamiento, no tenía ninguna partida para gastos de mantenimiento de las iglesias – supongo que nuestro añorado alcalde debió pensar que ese dispendio le correspondía al obispo de turno. Mosén Pau compungido le contesto: como podéis decir que no tenéis dinero para reparar las iglesias si no paráis de edificar templos, y con el brazo extendido hizo un barrido a su alrededor señalando desde el edificio de gas natural,  las torres gemelas, el edificio agbar –torre de las aguas–, y por fin el hotel vela. Maragall no contesto, hizo un amago de sonrisa, y al cabo de un mes la iglesia de san Miguel se restauró con fondos públicos. Y es que donde se ponga don Pascual que se quiten los obispos.

~ por vforner en enero 20, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: