Mohammed

Mohammed Javed tiene su pequeña tienda en la calle de Regomir, vende blusas y vestidos a buen precio y le gusta que le regateen  como buen comerciante musulmán (practicante). Alguna vez de paso hacia el mercado de la Boqueria, me siento a charlar con ese hombre que siempre sonrie, y esta dispuesto a conversar .  Mientras su aparato de radio no para de recitar el Corán, Mohamed me habla de la fiesta de la matanza del cordero,  del profeta Abraham, y de que no se debe vivir sin la fe. Camino de la Boquería me pregunto cuando perdí la fe, y también las ganas de sonreír.

~ por vforner en julio 3, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: