Quien necesita enemigos

Estos son mis amigos, os los quiero presentar porque mucha gente cree que soy una persona insociable.  Pues bien, tengo dos amigos desde hace 40 años, son los únicos con los que estoy seguro que puedo contar para lo bueno, y lo malo. De derecha a izquierda: Ramón serrano, que se avergüenza de ser fotógrafo, y después de que saliera –en USA– su nombre publicado en el libro “Los 200 mejores fotógrafos del mundo”, ha colgado las cámaras, se ha comprado un velero, y se ha ido a navegar, según el para estudiar en alta mar la danza de apareamiento del albatros peregrino. –Aunque Guillermo y yo sabemos de buena tinta que solo se dedicaba a la fotografía por dinero–. El del medio es Guillermo Altadill, se dedica a dar vueltas –como una peonza– al mundo, a bordo de grandes veleros de regatas, como patrón, dejando tras de si una estela de tripulantes y patrones de todos los países que cuando se cruzan con el por la calle en algún puerto de cualquier país del mundo, “menos alegría, de todo” Pero es que Guillermo no navega para hacer amigos, –me han llegado rumores de que como Ramón también lo hace por la pasta–. Finalmente el de la izquierda soy yo. No soy nadie, nunca he hecho nada, y a estas alturas estoy convencido que una vez incinerado nadie recordará de quien son mis cenizas. Continuamente conocemos gente, nos cuesta hacer amigos, pero tanto ellos dos como yo hemos  batido repetidamente la velocidad de la luz a la hora de perderlos. No tenemos absolutamente nada en común, no compartimos ninguna ideología, ni siquiera creo que seamos de la misma raza, pero la amistad es eso, tolerancia, aceptación generosidad… porque lo que si puedo decir es que, nos hemos hecho un regalo que para nosotros tiene un gran valor, “el nº del móvil”;  aunque parezca una ridiculez de regalo, para nosotros es un tesoro porque los tres sabemos que bastará una sola llamada y estaremos ahí.

~ por vforner en mayo 9, 2012.

Una respuesta to “Quien necesita enemigos”

  1. Querido Vicens o, sólo debo escribir Vicens porque no soy amigo tuyo:
    Esos dos individuos que dices tener como amigos no son nada. Me explico: el no ser, la carencia absoluta de todo ser. Son cosa mínima y de muy escasa entidad.
    Dicho esto, yo, Bonati, un ser despreciable también quiero ser nada. Pero no amigo tuyo, Vicens. ¡Pa qué!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: